Xavi: “El resultado es injusto, lo ha visto todo el mundo” | Fútbol | Deportes

Con el futuro de Xavi Hernández en el aire, el Barcelona se despidió virtualmente de la Liga, es decir, de la temporada. Y le dijo adiós a todo en una semana: el martes ante el PSG, ayer frente al Madrid. Ahora, el Barça solo está a la espera de certificar la segunda plaza que le otorga el visado a la Supercopa de España y, sobre todo, de qué hará el técnico, si cumple su contrato o si se marcha, tal y como anunció en enero.

3

Andriy Lunin, Aurelien Tchouameni, Camavinga (Fran Garcia, min. 71), Rüdiger, Lucas Vázquez, Federico Valverde, Modric, Jude Bellingham, Kroos (Brahim Diaz, min. 71), Vinicius Junior (Joselu, min. 82) y Rodrygo (Eder Militao, min. 74)

2

Barcelona

Ter Stegen, Pau Cubarsí, Cancelo, Koundé, Ronald Araújo, A. Christensen (Fermín López, min. 45), Frenkie De Jong (Pedri, min. 51), Gündogan, Lamine Yamal, Raphinha (João Félix, min. 63) y Lewandowski (Ferrán Torres, min. 63)

Goles 0-1 min. 5: A. Christensen. 1-1 min. 17: Vinicius Junior. 1-2 min. 69: Fermín López. 2-2 min. 72: Lucas Vázquez. 3-2 min. 90: Jude Bellingham.

Árbitro César Soto Grado

Tarjetas amarillas Camavinga (min. 33), Koundé (min. 75), Modric (min. 82) y Pau Cubarsí (min. 90)

“No es el momento de hablar del futuro. Hemos controlado el partido y hemos merecido la victoria. El resultado es injusto, lo ha visto todo el mundo”, analizó el técnico. Se intentó morder la lengua con el árbitro. No pudo: “Ayer me preguntaron por el árbitro, dije que le pedía que pasara desapercibido y acertara… pues ninguna de las dos cosas”. El penalti de Cubarsí a Lucas Vázquez, pero sobre todo un remate de Lamine Yamal que ninguna cámara enseñó si la pelota había cruzado por completo o no la línea de gol. “No encuentro palabras para explicar lo que pasó en la línea de gol. Es una vergüenza para el fútbol mundial. Este mundo mueve mucho dinero, pero no para lo que es importante”, se quejó Ter Stegen. “Totalmente de acuerdo”, añadió el técnico. No fue el único problema de Xavi: perdió a De Jong después de un duro choque con Fede Valverde.

Otra vez, Xavi se quedaba sin su equipo ideal, ahora, como el pasado martes en Montjuïc ante el PSG, frente al Madrid en Chamartín. “Desde que ganamos en París, ya sabíamos el equipo para la vuelta contra el París. No teníamos más…”, explicaban desde el cuerpo técnico sobre forzar a Pedri —no está en su mejor estado de forma— para jugar contra el equipo de Luis Enrique en la vuelta de los cuartos de final. Era el primer partido más importante que le quedaba al Barça en la campaña: lo perdió.

En el Bernabéu, para no despedirse de la Liga, a Xavi no le quedó más remedio que volver a apostar por Pedri. Pero la salida de De Jong le obligó a otro cambio: Fermín López por Christensen, goleador por goleador, ambos presentes en el marcador. La idea del técnico era mantener el control en la salida con la dupla Pedri y Gündogan. Funcionó, según Xavi. También su olvido de la política de vestuario cuando mandó al banquillo a Lewandowski. Esta vez, como no había pasado ante el PSG, dejó en el campo a su mejor jugador en ataque: Lamine Yamal.

El canterano azulgrana se siente cómodo en el Bernabéu; en el amistoso entre España y Brasil se marchó ovacionado por la hinchada de la Roja, este domingo era el dueño del ataque del Barça en su primer clásico como titular en Chamartín. “Estamos delante de un jugador muy diferencial. Es una irrupción tremenda”, destacó Xavi.

Pero la omnipresencia de Lamine en el campo del Madrid contrastó con la pasividad en defensa de Cancelo, presente (ausente) en la foto de las tres dianas del cuadro de Ancelotti. Como ante el PSG, el portugués vuelve a quedar en la mira. En la Champions para sentenciar el adiós del Barça en Europa, en el Bernabéu para que los azulgrana se despidieran virtualmente de la Liga. “Se nos escapan por situaciones que no controlamos y trabajamos”, cerró Xavi. El Real se impuso en los tres clásicos de la temporada y la hinchada blanca lo tiene claro: “Xavi, quédate”, cantó el Santiago Bernabéu. Extraña coincidencia: lo mismo pidió la afición del Barcelona en la llegada de su equipo a Madrid.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.