Pozuelo de Alarcón y Boadilla del Monte, los municipios con más renta y mayor desigualdad | Economía

Más ricos no significa más iguales. Pozuelo de Alarcón, Boadilla del Monte y Alcobendas, los tres municipios de más de 50.000 habitantes con mayor renta per cápita del país —todos situados en la Comunidad de Madrid— son también las localidades que más desigualdad acumulan. Sin embargo, estos tres Ayuntamientos no son los lugares donde la diferencia en los ingresos per cápita más ha crecido antes de la pandemia, de acuerdo con el estudio Renta personal de los municipios españoles y su distribución, años 2017 y 2018, publicado este lunes por el centro de estudios Fedea. Otros núcleos de ingresos menores, como Torrejón de Ardóz (Madrid) o Vilanova i la Geltrú (Barcelona), han vivido en el periodo analizado un repunte superior en la desigualdad.

“La expansión económica suele atraer mano de obra, actividad económica y empleo, tanto cualificado como no. Por eso, cuando hay un crecimiento continuado de la renta, la desigualdad suele aumentar”, explica Jorge Onrubia, profesor de economía aplicada de la Universidad Complutense de Madrid, investigador asociado de Fedea y autor del estudio junto a Miriam Hortas-Rico, profesora de economía aplicada de la Universidad Autónoma de Madrid. Es decir, que las brechas de renta sean más marcadas allá donde se concentran las capas más adineradas de la sociedad no es un fenómeno nuevo ni aislado.

Entre 2017 y 2018 se registró un crecimiento generalizado de la renta media por habitante, del 5,3% según el documento, basado en la evolución de los ingresos en los cerca de 1.200 municipios que hay en España con más de 5.000 habitantes. El alza fue acompañado de un aumento de la desigualdad de cerca de un 3%, comparando las medias para los dos ejercicios de los índices de Gini, pero hubo localidades donde este porcentaje fue mucho mayor. Es el caso de las ya mencionadas Torrejón de Ardoz —el índice de Gini, que mide la desigualdad de ingresos, avanzó un espectacular 35,27%— y Vilanova i la Geltrú, pero en este grupo también caen Coslada, Rivas-Vaciamadrid, Alcalá de Guadaira, Arganda del Rey, Vélez-Málaga, San Vicente del Raspeig, Arona, Elda y Cerdanyola del Vallés.

En estos municipios, ninguno de ellos en la categoría de los más ricos, el incremento en la desigualdad entre 2017 y 2018 fue superior al 10%, muy por encima de la media nacional. “Es más paradójico que la desigualdad crezca en ciudades de renta medio-baja”, detalla Onrubia. “No hemos hecho un análisis de los datos, pero puede haber influido la vivienda. Por ejemplo, que población que no se puede permitir vivir en Madrid se mude a Coslada o a Rivas y tenga una renta superior a la media del municipio de destino”. Efectivamente, muchas de estas localidades donde más ha crecido la brecha rodean grandes urbes.

Madrid y Barcelona, las dos provincias más pobladas de España, son también las que concentraban en 2018 los municipios más ricos de todo el país: Pozuelo de Alarcón, Boadilla del Monte, Alcobendas, Sant Cugat del Vallés, Majadahonda, Las Rozas de Madrid, Castelldefels, Madrid, Barcelona y San Sebastián de los Reyes. En 2021, según los últimos datos disponibles de la Agencia Tributaria, la imagen no había cambiado mucho: no había ni una localidad del top ten de más ingresos fuera de Madrid o Barcelona, con Pozuelo de Alarcón a la cabeza. Alcobendas, Sant Cugat del Vallés y Boadilla del Monte son también los centros donde más han subido los ingresos medios entre 2017 y 2018.

El extremo opuesto, como es habitual en otras estadísticas, está copado por municipios del sur de la Península. Las localidades con menor renta media por declarante fueron El Ejido, Sanlúcar de Barrameda, Santa Lucía de Tirajana, Arona, Elda, Lorca, Torrevieja, Orihuela y, a partir de 2018, Utrera.

Madrid, la más desigual de las grandes urbes

Si solo se tienen en cuenta los mayores centros en términos de población, Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca ocupan el podio de las ciudades más ricas tanto en 2017 como en 2018. Le siguen Valencia y Sevilla, Las Palmas de Gran Canaria y Zaragoza —en 2018 la segunda adelantó a la primera en la clasificación—, y Murcia y Málaga en la posición octava y novena, respectivamente. En todas estas urbes aumentó la renta media entre 2017 y 2018, aunque con distinto vigor —la capital se apuntó la mayor alza, del 3,6%, frente al 0,8% de Las Palmas de Gran Canaria—. Y lo suyo hizo la desigualdad. “El mayor aumento en el valor del índice de Gini lo experimenta Sevilla (6,44%), seguida de Barcelona (3,71%), Murcia (3,60%), Zaragoza (3,20%) y Valencia (3,13%)”, detalla el estudio. En Madrid, Málaga y Palma de Mallorca el indicador avanzó más de un 2%.

Madrid también destaca como el gran municipio con la brecha de renta más elevada en el periodo considerado, superando así a Barcelona, que en 2016 había ocupado el primer lugar. En tercera posición se sitúa Valencia, y le siguen Las Palmas de Gran Canaria, Sevilla, Palma de Mallorca, Murcia, Málaga y Zaragoza, con un índice de Gini inferior al de la capital en hasta ocho puntos porcentuales.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal