Los consejos de las enfermeras para curar las aftas bucales

Las aftas bucales son lesiones que se producen en la mucosa de la boca. Aunque son comunes y, normalmente no son graves, pueden ser molestas y dolorosas. Pueden producirse al morderse la lengua o los labios, también por una bajada de defensas, algunas infecciones por virus o bacterias; por cambios hormonales, especialmente en mujeres. También por estrés y ansiedad, por falta de hierro, vitamina B12, ácido fólico o alergias alimentarias.

El tratamiento dependerá de la causa y la gravedad de la lesión. Algunas medidas que se pueden tomar para aliviar el dolor y acelerar la cicatrización incluyen: usar enjuague bucal, anestésicos locales, geles tópicos con ingredientes antiinflamatorios, evitar alimentos picantes o ácidos, mantener una buena higiene bucal. Si se están utilizando inhaladores con corticoides, es importante enjuagarse la boca con agua después de cada uso.


Dolor en la zona afectada

Sensibilidad al calor o al frío

Dificultad para hablar, comer o beber

Inflamación y enrojecimiento

de la zona afectada

Sensación de ardor o picazón



Esta funcionalidad es sólo para suscriptores


Suscribete