Leonid Volkov: Un ayudante del fallecido opositor ruso Navalni sobrevive a un ataque en Lituania | Internacional

La policía lituana ha declarado este miércoles que ha abierto una investigación sobre la agresión sufrida por Leonid Volkov, de 43 años, antiguo ayudante del fallecido líder opositor ruso Alexei Navalni, tras ser agredido el martes a las puertas de su domicilio en Vilna, capital de Lituania. Volkov fue atacado con gases lacrimógenos y un martillo. Volkov regresó a su casa este miércoles tras recibir tratamiento en el hospital en un brazo partido, según declaró en un post de la red social Telegram.

“Trabajaremos y no nos rendiremos”, dijo en un vídeo publicado en Telegram a primera hora de este miércoles y en declaraciones recogidas por el diario The Guardian. Afirmó que el ataque fue un “saludo característico de bandido” por parte de los secuaces del presidente de Rusia, Vladímir Putin. “El hombre me atacó en el patio, me golpeó en la pierna unas 15 veces. La pierna está bien. Me duele al andar… Sin embargo, me rompí el brazo”, dijo Volkov.

La policía lituana declaró que aún no se ha identificado a ningún sospechoso. Varias unidades policiales, incluida la unidad de élite antiterrorista, han investigado durante la noche la escena del crimen cerca de la casa de Volkov, en la periferia norte de la capital lituana. El ministro lituano de Asuntos Exteriores, Gabrielius Landsbergis, calificó el martes el suceso de estremecedor y afirmó que los autores deben “responder por su crimen”.

Volkov fue la mano derecha del disidente Alexéi Navalni y vive desde 2019 fuera de Rusia. Navalni murió a los 47 años el pasado 16 de febrero en circunstancias jamás aclaradas en una remota colonia penal de Rusia. Navalni había sobrevivido a varios ataques, entre ellos un gravísimo envenenamiento en el verano de 2020 en Siberia por parte de los servicios secretos rusos.

En septiembre de 2020, mientras Navalni yacía en coma a causa del envenenamiento, Volkov concedió una entrevista a este diario en donde aseguraba que Putin estaba detrás del intento de asesinato. Cuando se le preguntó si tenía miedo de ser el próximo en la lista, Volkov contestó: “No sabemos cómo es esa lista, ni si existe. Nadie que esté activo en la oposición política en Rusia puede sentirse seguro, pero siempre pensé e incluso lo hablé con Alexéi, que si decidían matar a alguien, sus lugartenientes, gente como yo seríamos blancos naturales. Porque el daño a la organización sería el mismo, pero no habría reacción internacional porque no somos tan famosos como él”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete