La segunda fase de la Operación salida por Semana Santa arranca con los combustibles en máximos anuales | Economía

El vaivén de la climatología no ha frenado una Semana Santa con abundante tráfico en las carreteras españolas. A esta franja de festividad, en la que se estiman al menos 16,5 millones de desplazamientos, le acompaña una nueva, aunque ligera, subida de los precios de la gasolina y el diésel. En el primer caso, el del combustible más común en los turismos españoles y que suma con esta 10 semanas consecutivas al alza, su precio está cerca de alcanzar el de la Pascua pasada, mientras que el diésel, pese al descenso reciente, está ligeramente por encima de entonces.

En pleno arranque de la segunda fase de la Operación salida, el importe del litro de gasolina 95 se sitúa en 1,63 euros, según los últimos datos publicados en el Boletín Petrolero de la Unión Europea, lo que representa un 1,24% más que la semana anterior. En tanto que el litro de gasóleo alcanza los 1,5 euros, un 0,52% más que hace siete días. En el último mes, la gasolina ha subido un 2,32%, mientras que el gasóleo se ha abaratado un 1,35%.

Los conductores que decidan llenar por completo el depósito antes de iniciar su viaje deberán abonar, si es gasolina, alrededor de 88,88 euros, casi un euro menos que en la Pascua anterior, mientras que si la operación es con diésel, abastecer por completo el tanque costará 84,26 euros, cerca de 17 céntimos más caro que en 2023. Aunque los importes pueden varían dependiendo de la estación de servicio: es posible encontrar distintos puntos de la geografía de la Península donde la horquilla se mueve entre 1,35 y 1,95 euros, en el caso de la gasolina; y 1,16 y 1,99, en el caso del gasóleo, según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica.

A pesar de la ligera subida de esta semana, producida, en gran medida, por los recurrentes recortes de oferta aplicados por el cartel de la OPEP, ambos carburantes continúan lejos de los máximos que alcanzaron el verano del 2022, pocos meses después de la guerra en Ucrania, cuando la gasolina se elevó a los 2,14 euros y el gasóleo los 2,1. Los precios actuales, más bien, han emprendido la senda de la moderación y se asemejan a como estaban en los meses previos antes de que estallase este conflicto. En ese momento —enero, febrero del 2022— los importes rondaban los 1,592 y 1,479 euros respectivamente.

Como consecuencia de una menor carga impositiva —y, en parte, por el coste inferior de la materia prima—, los combustibles son más económicos en España que en la media de la zona euro, donde rondan los 1,813 euros en el caso de la gasolina y los 1,708 si se trata del gasoil. Debido a su alta fiscalidad, Dinamarca es el país donde repostar sale más caro, con la gasolina superando los dos euros el litro y el gasoil en 1,74.

La segunda fase de la operación salida se inició con un 4% más de tráfico que en 2023, con cerca de 9.6 millones de desplazamientos, lo que supone un 58% de todos los previstos para toda esta temporada de receso. Este éxodo vacacional empezó el viernes anterior y concluirá el lunes de la semana que viene, festivo aún en varias comunidades autónomas.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO