La policía financiera italiana registra la sede del Milan por el traspaso de propiedad a RedBird | Deportes

La Guardia de Finanzas italiana ha registrado este martes la sede del AC Milan, buscando documentos que corroboren el traspaso del equipo, ahora puesto en duda, del fondo de inversión estadounidense Elliot al también estadounidense RedBird Capital, el supuestamente actual propietario del club. La Fiscalía de Milán investiga a los italianos Ivan Gazidis y Giorgio Furlani, antiguo y actual director ejecutivo del conjunto italiano, bajo la sospecha de un delito de obstrucción de la actividad de supervisión de la Federación Italiana de Fútbol sobre los requisitos legales de las empresas propietarias de clubes, puesto que el equipo no había comunicado su cambio de propiedad.

Esto significa que el Milan podría pertenecer todavía al fondo Elliot y al estadounidense Paul Singer, a pesar de que sea Gerry Cardinale, de RedBird Capital, el que figure como dueño del equipo desde agosto de 2022. En caso de confirmarse que el equipo sigue siendo propiedad de Elliot, el club habría incurrido en un delito de la UEFA, porque al ser propietario también del Lille, no puede estar al frente de otra institución.

El Milan ya ha reconocido el registro y la investigación relacionada con las posibles irregularidades en el traspaso y la propiedad, pero negó cualquier tipo de falta. “El Milan se posiciona ajeno y extraño a los procedimientos en cursos relativos a la adquisición del mismo, finalizada en agosto de 2022. La investigación en la que están implicados Giorgio Furlani e Ivan Gazidis presupone comunicaciones incorrectas a la autoridad de control competente″, se lee en el comunicado. Sin embargo, el club asegura estar “prestando su plena cooperación” a la autoridad correspondiente.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.