La constructora en la que trabaja el hermano de un directivo de la federación hizo obras en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas | Fútbol | Deportes

Gruconsa, la constructora ligada al hermano del director de los servicios jurídicos de la Federación Española de Fútbol, Pedro González Segura, no solo está siendo investigada por los contratos de remodelación del estadio de La Cartuja. La empresa bajo sospecha también está bajo el foco de la jueza Delia Rodríguez por las obras realizadas en la sede federativa de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Según fuentes de la investigación, Gruconsa acometió las reformas en las cocinas y en las puertas de acceso a la residencia en la que habitualmente se alojan las distintas selecciones y la federación celebra actos institucionales.

Según las citadas fuentes próximas a la investigación, para este tipo de obras se necesitan tres presupuestos y Gruconsa habría presentado el suyo por un valor aproximado de un millón de euros. Su presupuesto fue el elegido frente a los de otros dos supuestos competidores.

El hermano de González Segura, Ángel, figura entre la relación de los imputados que aparece en el auto de levantamiento del secreto de sumario decretado por la magistrada. En el citado auto también aparece como investigado Tomás González Cueto, que hasta el jueves era el comisionado externo de la federación. González Cueto, el brazo jurídico e ideólogo del rubialismo, fue detenido el pasado miércoles, junto a otros dirigentes federativos en el marco de la Operación Brody.

Según desveló El Mundo, la federación concedía contratos a Gruconsa y posteriormente desviaba fondos a una empresa de Javier Martín Alcaide, conocido por Nené e íntimo amigo de Rubiales. Desde Conecta 17 Consulting, S.L., Nené habría pagado importantes cantidades de dinero a Rubiales.

La concesión a Gruconsa de la remodelación de la residencia de la Ciudad del Fútbol vuelve a poner contra la pared a Pedro Rocha porque las obras se realizaron cuando ya ocupaba el cargo de presidente de la comisión gestora. Rocha, que tiene intención de convocar elecciones lo antes posible pese a la posibilidad de que la FIFA intervenga la federación, también tendrá que lidiar con la posibilidad de ser inhabitado por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD). Este miércoles, el Consejo Superior de Deportes ha elevado al TAD una petición razonada para que abra expediente al dirigente extremeño por falta muy grave tras no haber convocado elecciones a la presidencia de la federación a su debido tiempo y por haberse extralimitado en sus funciones.

Si Rocha es expedientado, la comisión directiva del CSD podría suspenderle provisionalmente hasta que el TAD resuelva. Esto no le impediría presentarse a las elecciones, aunque sí ejercer como presidente mientras que no haya una resolución definitiva. De ser finalmente inhabilitado por el TAD, Rocha ya no podría presidir la federación.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.