Inditex dispara un 28% el dividendo tras ganar un récord de 5.400 millones en 2023 | Empresas

Inditex volvió a registrar unos resultados récord en el ejercicio 2023. El gigante textil gallego alcanzó un beneficio neto de 5.381 millones de euros, un crecimiento del 30% respecto al año anterior, mientras que los ingresos alcanzaron un nuevo máximo con 35.947 millones de euros, un 10,4% más. Todo ello en un ejercicio en el que la compañía volvió a superar su cotización máxima en Bolsa, lo que convierte el pasado en un año histórico. Las acciones del grupo textil gallego repuntan cerca de un 5% en Bolsa tras conocerse estas cuentas, y marcan máximos históricos.

Estos elementos han contribuido a que eleve su retribución al accionista: Inditex pagará 1,54 euros por título, un incremento del 28% respecto a la retribución repartida el año pasado, según la propuesta que el consejo de administración llevará a la próxima junta de accionistas. De esa cifra, 1,04 euros corresponden a dividendo ordinario, al que se suman 0,50 euros como extraordinario. Se trata del pago al accionista más alto en la historia del grupo. En 2013 este repartió 2,42 euros, pero entonces la compañía llevó a cabo un desdoblamiento de acciones, dividiendo cada título en cinco.

Además, la compañía ha anunciado unas inversiones ordinarias de 1.800 millones para este ejercicio, dedicadas a la “optimización de nuestro espacio comercial, su integración tecnológica y la mejora de nuestras plataformas online”, a las que se sumarán otros 1.800 millones, en este caso durante dos años, en ganar capacidad logística.

Desempeño operativo

Los resultados están en línea con el consenso marcado por los analistas, que preveía un aumento de los ingresos del 10%, rozando los 36.000 millones y un beneficio de 5.362 millones. El ebitda el ejercicio se ha situado en 9.850 millones, un incremento del 14%, mientras que el margen bruto representó el 57,8% de las ventas, ocho décimas más que un año antes.

“El desempeño de Inditex en 2023 ha sido excelente. Nuestros equipos han sabido aprovechar las oportunidades para seguir creciendo de forma rentable. Estamos invirtiendo para impulsar el crecimiento futuro y seguir ofreciendo una remuneración atractiva a los accionistas”, dice el consejero delegado del grupo, Óscar García Maceiras, en una nota de prensa.

Como suele ser habitual, la empresa explica que las colecciones de 2023 fueron “muy bien recibidas por los clientes”. Según detalla, las ventas en tienda crecieron un 8% “debido al crecimiento del tráfico comercial y a la creciente productividad de nustras tiendas”. La superficie total de venta creció el año pasado un 2%, pese a reducir el número de establecimientos en 123 unidades y bajar a 5.692, la cifra más baja desde el ejercicio 2011.

El canal online creció a mayor ritmo, un 16% frente al ejercicio anterior, llegando a 9.064 millones, lo que representa el 25,2% de la facturación total. Un porcentaje que le aleja del objetivo anunciado hace dos años de alcanzar el 30% en 2024.

En el global de la facturación, Zara representó el 72,4% de la misma, con 26.050 millones de euros, un 10% más. Es prácticamente la misma cantidad que todo Inditex generaba hace seis años. Todas las marcas incrementaron sus ventas, aunque la que lo hizo con mayor fuerza fue Oysho, con un 19%, si bien esta es la más pequeña de todas, con 744 millones. Por mercados, El 48,7% de la facturación se generó en el mercado europeo, sin contar España. En el mercado local, el porcentaje de ventas fue del 14,8%, cuatro décimas más que en el ejercicio 2022. Traducido en euros, son 5.320 millones, un 13,4% más.

“Vemos fuertes oportunidades de crecimiento en todos los mercados, incluso en los más maduros”, ha explicado García Maceiras en conferencia con analistas, poniendo el ejemplo de Alemán, donde Inditex abrió el año pasado su primera tienda Stradivarius y este año hará lo propio con Oysho. En EE UU, su segundo mayor mercado pese a tener menos de 100 tiendas, proyecta la apertura de un Massimo Dutti en Miami este año, lo que supondrá la primera de una marca diferente a Zara en ese país.

Allí también prevé aperturas en Los Ángeles o en Las Vegas con su buque insignia. “EE UU es un mercado principal para nosotros. Las áreas para poder crecer allí son más grandes que nunca”, ha dicho el consejero delegado.

Por otra parte, a cierre del ejercicio Inditex contaba con una posición financiera neta de 11.406 millones, un 13,3% más y también un nuevo récord. De esa cantidad, 7.007 millones eran en efectivo.

Despliegue logístico

Además de la inversión de 1.800 millones anunciada para 2024, que irá dirigida a la optimización de su red de tiendas y a mejoras tecnológicas, Inditex ha anunciado un plan de expansión logística al que destinará otros 1.800 millones de euros en los próximos dos años, ante las “importantes oportunidades de crecimiento futuro”.

El grupo contempla abrir un nuevo centro de distribución en Zaragoza para Zara, de 286.000 metros cuadrados; uno para Bershka de 116.000 metros cuadrados y otro para Tempe, su sociedad especializada en calzado, de 141.000 metros cuadrados, ambos ubicados en la Comunidad Valenciana. Igualmente prevé ampliar en 123.000 metros cuadrados la capacidad de su centro de distribución de Lelystad, en Países Bajos. Inditex dice que estas instalaciones estarán en funcionamiento en el segundo semestre de 2025.

“El objetivo de este plan logístico es reforzar las capacidades de Inditex para acometer las fuertes oportunidades de crecimiento a medio y largo plazo a nivel global”, dice la empresa.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Economía y empresas

El análisis de la actualidad económica y las noticias financieras más relevantes

Recíbela