Gayá se perderá la Eurocopa por una lesión | Fútbol | Deportes

Once minutos de la basura han arruinado una Eurocopa. José Luis Gayá no estará en Alemania después de que se resintiera de su lesión en el cuádriceps de la pierna izquierda en el partido que jugó el domingo su equipo, el Valencia, contra el Girona en Mestalla. Era un día raro, con media hinchada en los bares como señal de protesta contra Peter Lim, había chispeado, que siempre es noticia en Valencia, y el cuadro de Baraja, ya sin alicientes en la Liga, perdía 0-2. Rubén Baraja, quizá por salvar la honra ante su afición, quizá por darle minutos que le fueran útiles al líder de su plantilla para ir recuperando el ritmo de competición, le dio entrada en el minuto 61. El público le ovacionó, como siempre, el jugador se ajustó el brazalete de capitán, vio cómo el conjunto de Míchel anotaba el tercer gol (0-3) y en el 72 tuvo que pedir el cambio.

Su cara auguraba malas noticias. Parecía que había vuelto a romperse el muslo, pero tocaba esperar al juicio de los médicos. Una resonancia magnética ha traído el peor diagnóstico: Gayá ha recaído y no tiene tiempo para recuperarse antes del inicio de la Eurocopa, programado para el 14 de junio (España debutará contra Croacia al día siguiente). El lateral zurdo era un fijo para Luis de la Fuente y tenía sus opciones de ser titular con la selección. Un contratiempo antes de que empiece el torneo.

Esta fatalidad es especialmente cruel porque no es nueva para Gayá. Como una huella indeleble de aquel día de dolor queda el último tuit de su cuenta en X (antes Twitter). Aquel 20 de noviembre de 2022 daba las gracias a los aficionados que le escribían mensajes de consuelo. Después desapareció de esta red social. Luis Enrique, entonces responsable de la Roja, decidió descartarle para el Mundial de Catar después de conocer que el futbolista de Pedreguer sufría un esguince leve. Suficiente para el técnico, insuficiente para el defensa, que quedó muy afectado por esta decisión.

Gayá, que el sábado cumplirá 29 años, se perdió el Mundial y ahora, un año y medio después, se pierde también la Eurocopa por una lesión que tiene su punto de partida el 17 de marzo, en La Cerámica, durante el encuentro de Liga contra el Villarreal. El valencianista sufrió una rotura en el cuádriceps y estuvo casi dos meses exactos sin volver a jugar. Tras recibir el alta, fue suplente contra el Rayo, disputó media hora ante la Real Sociedad, el día 16, y los ya fatídicos 11 minutos del domingo en ese Mestalla inusualmente despoblado. Once minutos que le cierran las puertas de la Eurocopa.

A última hora de la tarde, el club ha emitido un comunicado en el que, además de precisar que sufre “una recaída de la lesión del músculo recto femoral del cuádriceps de la pierna izquierda”, anuncia que Gayá va a operarse. “Tras barajar diferentes opciones terapéuticas, los Servicios Médicos del Club, de acuerdo con el futbolista, han optado por la intervención quirúrgica, que será realizada en las próximas fechas”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.