Así dañan los antidepresivos el desarrollo del cerebro del feto durante el embarazo

El consumo de antidepresivos durante el embarazo puede afectar el desarrollo del cerebro de un niño y contribuir al riesgo de sufrir trastornos de salud mental en el futuro. Lo asegura una investigación publicada en ‘ Nature Communications ‘ que muestra por vez primera el impacto de los antidepresivos en el desarrollo del cerebro fetal durante el embarazo. Dirigido por investigadores del Campus Médico Anschutz de la Universidad de Colorado (EE. UU.), la investigación se ha centrado en concreto en el efecto de la fluoxetina, comúnmente utilizada en medicamentos como Prozac y Sarafem para tratar la depresión y la depresión perinatal, en la corteza prefrontal en desarrollo. Dado que la fluoxetina actúa aumentando los niveles de serotonina en el cerebro, los investigadores observaron el impacto que tiene la serotonina en el desarrollo de la corteza prefrontal del feto. Noticia Relacionada estandar No Celso Arango: «Uno de cada 5 adolescentes cumplirá con los requisitos para tener un trastorno mental» ABC Arango es jefe del Servicio de Psiquiatría del Niño y Adolescente del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid A pesar de que se sabe que la serotonina desempeña un papel en el desarrollo del cerebro, comenta el autor principal Won Chan «no se comprenden totalmente los mecanismos responsables de esta influencia, específicamente en la corteza prefrontal». La corteza prefrontal, la región cerebral más evolucionada, añade, «desempeña un papel central en la cognición de orden superior, por lo que centramos nuestro estudio en encontrar la respuesta en esta área del cerebro», El equipo de Chan descubrió que la serotonina influye directamente en las conexiones sinápticas excitatorias nacientes e inmaduras en la corteza prefrontal, que si se interrumpen o desregulan durante el desarrollo temprano pueden contribuir a diversos trastornos de salud mental. La serotonina influye directamente en las conexiones sinápticas excitatorias nacientes e inmaduras en la corteza prefrontal «Nuestra investigación descubre los procesos específicos a nivel sináptico que explican cómo la serotonina contribuye al desarrollo de esta importante región del cerebro durante la exposición a la fluoxetina en las primeras etapas de la vida -explica Chan-. Somos los primeros en proporcionar evidencia experimental del impacto directo de la serotonina en la corteza prefrontal en desarrollo cuando se toma fluoxetina durante el embarazo, porque la fluoxetina no sólo cruza la placenta, sino que también pasa a la leche materna». Para estudiar el efecto, los investigadores observaron el impacto de la deficiencia y el exceso de serotonina en el desarrollo del cerebro en ratones. Descubrieron que la serotonina no sólo participa en la función cerebral general, sino que también tiene un papel específico al influir en cómo las conexiones individuales entre las neuronas cambian y se adaptan, contribuyendo a la capacidad del cerebro para aprender y adaptarse. Futuras terapias «Comprender esta correlación tiene el potencial de ayudar con la intervención temprana y el desarrollo de nuevas terapias para los trastornos del desarrollo neurológico que involucran la desregulación de la serotonina». Los investigadores dicen que los médicos deberían participar en la toma de decisiones sobre la atención individualizada para las mujeres embarazadas, incluida la discusión de los beneficios y efectos secundarios de los antidepresivos y las posibles intervenciones no farmacológicas para la depresión posparto.